domingo, 21 de febrero de 2016

Texto 10.13


Publicado por El Aventurero el feb 21, 2016 en Décimo Mensaje. El vehículo de la fe, el amor


10.13 “Dice el no tan antiguo conocimiento de la tradición china que todo lo pasivo, existencial y terreno es yin, y lo activo, creador y celeste es yang. De su combinación nacen todas las posibilidades de la Naturaleza conocida y aun de la desconocida”.

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

Parece que en la naturaleza hay un principio que opera a diferentes escalas y con matices distintos, pero que en esencia constituye un mismo motor hacia la transformación de las cosas. Este principio dual, Ying-Yang, masculino-femenino o positivo-negativo (para cargas eléctricas) parece configurar, en gran parte, las relaciones entre elementos con distinta proporción de esas cargas. Por ejemplo, dos átomos con carga opuesta se verán atraídos hacia un estado mezcla de sus energías, dos individuos de distinto sexo también pueden experimentar esa sensación de atracción hacia la búsqueda del misterio que provoca el que se evidencie el principio complementario. Incluso en nuestros hemisferios cerebrales se está produciendo un intento de síntesis entre un funcionamiento más analítico y otro más analógico. De alguna manera cada una de las partes se siente atraída por la otra, en una especie de búsqueda hacia un encuentro que propicie algo diferente. En el caso de nuestro funcionamiento cognitivo, ¿qué sucede o se manifiesta cuando se encuentra lo analítico y lo analógico?……. la risa.

La risa es uno de los casos más claros, y experimentados, en donde la fusión de los elementos de este sistema binario provoca un tercer elemento. De alguna manera el encuentro o integración de los dos elementos que forman parte de este juego, genera un tercero del que emerge algo distinto a la mera suma de sus partes. ¿Puede ser que la separación de nuestra naturaleza en pares de elementos afines promueva una búsqueda hacia la integración de ellos desde la que nace algo que tiene que ver con nuestra naturaleza profunda? ¿puede ser esa separación una forma de aumentar la complejidad?

Desde un punto de vista biológico, la separación de sexos generó un sistema mucho más complejo de interrelaciones y de procesos de evolución que aquellos organismos de reproducción asexual. Quizás, el misterio que encierra la percepción de personas con una diferencia en su proporción de Ying o Yang propicie un movimiento de búsqueda y reconocimiento de ese principio dual dentro de nuestra propia naturaleza. De esa búsqueda, puede que como representa el báculo de Hermes, se potencie un funcionamiento no dual sino trinitario que dispare nuestras capacidades hacia una autentificación con una identidad más profunda.

sábado, 20 de febrero de 2016

20/2/16 14:08


Dice que se sueña abriendo la ventana de la cocina y, al mirar las cuerdas de tender que van de ventana a ventana, se ve - no con los ojos de verdad sino con otros (que piensa sin embargo como suyos) - colgando de sus manos como si fuese una toalla sobre el vacío.

Siente vértigo, y terror, pero no puede evitarlo.

Es como si una fuerza ajena y extraña "me obligase a cometer una temeridad que no deseo", dice.

Sabe, en su sueño, que está dentro de la cocina, con los pies en el suelo. Pero al mismo tiempo se ve como ese alguien que elige - voluntariamente, al parecer - hacer algo tan insensato.

Y que el sueño se ha repetido varias veces.

Manzanas para asar sólo sirven las Reineta.

Esos papelitos húmedos que vienen en sobres individuales en cajas. Para limpiar las gafas.

¿Puerro crudo en la ensalada?

Ah. Y que si existe dependiente e independiente por qué no existe el verbo independer.

Lo del sábado tú verás. La amistad no es conmigo y sabes que esas cosas no me hacen mucha gracia; pero si me mentalizo lo podré soportar.










Yo tampoco sé quién es. Dice que lo ha hecho con el ordenador pero que a que parece detrás de un cristal.

Qué suerte disponer de tanto tiempo ¿Verdad?

¿Los cactus? Pueden estar tres meses sin regar.

Botellitas de sidra para el pollo en la balda de arriba de la parte de abajo del armario de junto a la nevera.