miércoles, 29 de agosto de 2012

Qué será lo que


¿Qué será lo que seremos cuando donde estemos sea no este Mundo en el que somos pobres proscritos que fueran condenados al destierro y a errar y a buscar la vera del camino que nos lleve a la primigenia Tierra que nuestro Creador creara para que creciera en ella todo cuanto el alma puede alcanzar en su nobleza y en su saber y en su esmero y en su hacer lo que debiera haber sido lo que hiciesen los que pudiendo tenerla la perdieron por su sola ignorancia y su soberbia?  
¿Qué será lo que algún día comprenderemos dijeran las palabras que nombraron la ganancia de la hacienda refiriéndola al sustento simbolizada en la lucha cotidiana por haberla?
¿Qué será lo que nos guarda, lo que nos cuida y pondera la medida en que aun no siendo acreedores a la auténtica Felicidad que se aguarda y nunca se ve que llega nos mantiene lo bastante despiertos para quererla alcanzar aun a sabiendas de que no siendo aquí ahora la que tenemos certera mal podremos, infelices, saber ver la verdadera?
¿Qué será lo que nos guía?
¿Qué será lo que nos lleva?
¿Qué lo que nos ilumina y qué lo que se alimenta de esa pasión desgarrada y ese empeño que no cesa por entender las palabras que nuestro Creador dijera cuando al desterrarnos lejos del Paraíso y de su diestra estaba también poniéndonos en la senda verdadera y privándonos tan sabio de vivir en la torpeza y crecer en la ignorancia de pensar que sin buscarlas ni esforzarnos por quererlas encontraríamos las claves de la dicha que se encierra en  aprender de qué modo encontraremos la llave que nos abrirá las Puertas de la Eternidad que aguarda más allá de las estrellas?


Mandala (5)